¿Cómo debemos prepararnos para cuando venga el juicio de Dios? (Segunda parte)

Si morimos antes de que llegue el día del juicio, vamos a resucitar. Pero, por ejemplo, si estamos vivos cuando llegue el día del juicio de Cristo, seremos todos juzgados junto con los muertos. Pero para que no tengamos preocupaciones, la mayoría de nosotros, con el juicio venidero, debemos cambiar nuestras costumbres del pasado. Muchos permanecen siendo jugadores de apuestas, borrachos, mujeriegos, adictos a las drogas, y todo tipo de maldades, pensando que no serán juzgados.

Pero está muy claro. Por eso mientras vivamos, tenemos que aprovechar el tiempo para que cuando llegue el momento en que vamos a estar delante del Señor Dios, tengamos cara para mirarlo, ya que no hemos sido negligentes, hicimos el esfuerzo, aunque hayamos pecado, tratamos de obedecerlo, dejamos de emborracharnos, etc. Ojalá que sea así, paisanos míos. Porque si ustedes no lo creen, en realidad existe. Casi todos los hombres en el mundo saben que hay un fin. Que hay un juicio al final. Nadie se puede escapar de eso. Todos nosotros vamos a dar cuenta de lo que hemos hecho. Está en 2 Corintios 5:10

2 Corintios 5:10

Porque todos nosotros debemos comparecer ante el tribunal de Cristo, para que cada uno sea recompensado por sus hechos estando en el cuerpo, de acuerdo con lo que hizo, sea bueno o sea malo.

Esa, también es la razón: el juicio. La razón por la que debemos obedecer a Dios es, porque no podemos luchar contra Él, no podemos escapar de la estipulación de Dios, ya que nosotros, los hombres somos incapaces ante Su poder. No podemos hacer nada, por eso necesitamos obedecer, en 12:13-14 de Eclesiastés, escuchen ustedes:

Eclesiastés 12:13-14

La conclusión, cuando todo se ha oído, es ésta: teme a Dios y guarda sus mandamientos, porque esto concierne a toda persona. Porque Dios traerá toda obra a juicio, junto con todo lo oculto, sea bueno o sea malo.

Allá hay un tribunal o un juicio, dice la Biblia, Dios traerá toda obra a juicio junto con todo lo oculto, sea bueno o sea malo, dijo el Señor. Por eso hay un juicio, por eso debemos obedecer el mandamiento de Dios, para que no seamos incluidos con los que serán juzgados y serán llevados al castigo. Y ese, es nuestro propósito, por eso nos estamos esforzando, paisanos míos, para alcanzar a mucha más gente con la verdadera enseñanza de Dios, que es justo, no para engañar al prójimo. Eso es lo que estamos desarrollando, y que tengan ustedes mis paisanos, la oportunidad voluntaria de aceptar nuestra invitación. Vamos aprender acerca de la justicia de Dios, que nos salvará del juicio que viene.

 

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s