¿Un hombre puede ser bautizado con el Espíritu Santo, aunque todavía no haya sido bautizado con agua? (Primera parte)

La secuencia de la verdad tiene que seguirse, hermano. Vamos a leer el versículo 3:11 del libro de Mateo, donde Juan el Bautista dijo:

Mateo 3:11

Yo a la verdad os bautizo con agua para arrepentimiento, pero el que viene detrás de mí es más poderoso que yo, a quien no soy digno de quitarle las sandalias; Él os bautizará con el Espíritu Santo y con fuego.

Entonces el bautismo en el Espíritu Santo y con fuego viene después del bautismo en agua para arrepentimiento. Y eso sucedió con los primeros cristianos. Todos fueron bautizados con agua. Y el día de Pentecostés, cuando el Señor Jesucristo ascendió al cielo, Él envió el Espíritu Santo y los apóstoles fueron bautizados en él. Y eso sucedió el día de Pentecostés.

Por lo tanto, el orden necesario, es primero bautizarse en agua para arrepentimiento, y después en el Espíritu Santo. Tres años después de que ellos recibieron el bautismo en agua, vino el bautismo en el Espíritu Santo. Fueron tres años después para los apóstoles, y también, para los miembros de la Iglesia del primer siglo. Podemos leer en el libro de Hechos 1:4

Hechos 1:4-5

Y reuniéndolos, les mandó que no salieran de Jerusalén, sino que esperaran la promesa del Padre: La cual, les dijo, oísteis de mí; pues Juan bautizó con agua, pero vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de pocos días.

¿Ve usted que cuando el Señor Jesucristo iba a volver al Padre en el cielo, el Cristo resucitado habló con los apóstoles? Los once estaban reunidos. Él les mandó que no salieran de Jerusalén. Permaneced un poco más y esperad para la promesa del Padre que vosotros oísteis de mí, y ¿qué quiere decir?

Hechos 1:5

pues Juan bautizó con agua, pero vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de pocos días.

Antes de que El ascendiera al cielo, les dijo a los once apóstoles, que esperaran en Jerusalén. Esperen la promesa. ¿Y cuál es la promesa? Vamos a leer:

Hechos 1:8

pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.

Entonces, ellos tenían que quedarse en Jerusalén después de Su ascensión al cielo y esperar la promesa del Padre de que serían bautizados por Jesucristo con el Espíritu Santo.

Por eso, esto sucedió en el capítulo dos. Los apóstoles estaban en Jerusalén el día de Pentecostés, cuando el Espíritu Santo descendió sobre ellos y comenzaron a hablar en lenguas.

Fue un día en particular, cuando ellos fueron bautizados con el Espíritu Santo, y hablaron en lenguas, para que pudieran hablar de las obras maravillosas de la salvación a todos los hombres que se congregaron el día de Pentecostés. ¿Ve usted que el día de Pentecostés es cada 50 años, hermano Josel? Cada 50 años. Era un evento de toda una vida. Usted puede decir que es un evento único. Por aquellos años o aquellos días, mucha gente de varios países cercanos venía a Jerusalén para el gran día de Pentecostés.

 

https://youtu.be/TQeN0GKSFAk

Advertisements

2 thoughts on “¿Un hombre puede ser bautizado con el Espíritu Santo, aunque todavía no haya sido bautizado con agua? (Primera parte)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s