¿Qué debemos hacer para tener una fe autentica? (Primera de cinco partes)

Leer la Biblia puede conducirnos a una fe genuina. Pero, usted ve, que no todas las personas están destinadas a leer la Biblia y entenderla. Aunque todas las personas pueden leer la Biblia, no todas las personas pueden entenderla. Porque ese entendimiento, cuando usted lee, es un don que viene de Dios. Es un don de Dios. Vamos a leer en el libro de Hechos 8:29-35

Hechos 8:29-35

29 Y el Espíritu dijo a Felipe: Ve y júntate a ese carruaje.

30 Cuando Felipe se acercó corriendo, le oyó leer al profeta Isaías, y le dijo: ¿Entiendes lo que lees?

31 Y él respondió: ¿Cómo podré, a menos que alguien me guíe? E invitó a Felipe a que subiera y se sentara con él.

32 El pasaje de la Escritura que estaba leyendo era éste:

Como oveja fue llevado al matadero;

y como cordero, mudo delante del que lo trasquila, él ni siquiera abrió su boca.

33 En su humillación no se le hizo justicia;

¿quién contara su generación?

Porque su vida es quitada de la tierra.

34 El eunuco respondió a Felipe y dijo: Te ruego que me digas, ¿de quién dice esto el profeta? ¿De sí mismo, o de algún otro?

35 Entonces Felipe abrió su boca, y comenzando desde esta escritura, le anunció el evangelio de Jesús.

¿Usted ve eso? Cuando el eunuco iba a Jerusalén para adorar, estaba en camino para volver a Etiopia, porque estaba el encargado de todos los tesoros de la reina de los etíopes, cuando su espíritu le dictó a Felipe ir al carruaje para estar junto con el eunuco. Y cuando corrió hacia a él, escuchó leer al profeta Isaías. El eunuco leía en voz alta. Él no leía solo por sí mismo.

Hermano Josel: No estaba leyendo en silencio.

No estaba leyendo en silencio. Usted puede comprender que el eunuco tenía la intención de dejar que otras personas en el carruaje oyeran también, cuando estaba leyendo el libro del profeta Isaías. Y Felipe corrió y mientras él se acercó al carruaje, el oyó. Significa que, realmente, la lectura era en voz alta.

Felipe le preguntó: ¿Entiende usted lo que está leyendo? El eunuco contestó: ¿Cómo podré, a menos que alguien me guíe?

La fe del eunuco era real. Usted no sólo lee. Es una experiencia del corazón, él leía, pero no entendía, hasta que Felipe el evangelista vino y le explicó que aquel cordero era Jesús.

La pregunta es: ¿Leer la Biblia puede conducirme a la fe verdadera? La respuesta es: Sí. Si usted entiende lo que lee. Pero no todos los que leen la Biblia entienden lo que leen. Veamos en el libro de Marcos 4:11-12 que dice:

Marcos 4:11-12

11 Y les decía: A vosotros os ha sido dado el misterio del reino de Dios, pero los que están afuera reciben todo en parábolas;

12 para que viendo vean, pero no perciban, y oyendo oigan, pero no entiendan, no sea que se conviertan y sean perdonados.

¿Usted ve? Viendo vean, pero no perciban. Y oyendo oigan, pero no entiendan. Entonces hay algunos que pueden leer la Biblia, pero no pueden entender, no pueden comprender totalmente lo que la Biblia dice.

Por eso está la promesa de que el entendimiento viene para aquellos que obedecen la voluntad de Dios, hermano Josel. No todos los que leen la Biblia entienden. O no todos que oyen las palabras de Dios de la Biblia entienden.

 

Leyendo la biblia puede conducirnos a la fe genuina. Pero, usted ve, que no todas las personas son destinadas para leer la biblia y entenderla. Aunque todas las personas pueden leer la biblia, no todas las personas pueden entender la biblia. Porque el entendimiento de lo que esta usted leyendo es un don que viene de Dios. Es un don de Dios. Vamos a leer en el libro de Hechos 8:29-35 –

Hechos 8:29-35

29 Y el Espíritu dijo a Felipe: Ve y júntate a ese carruaje.

30 Cuando Felipe se acercó corriendo, le oyó leer al profeta Isaías, y le dijo: ¿Entiendes lo que lees? 

31 Y él respondió: ¿Cómo podré, a menos que alguien me guíe? E invitó a Felipe a que subiera y se sentara con él. 

32 El pasaje de la Escritura que estaba leyendo era éste:

Como oveja fue llevado al matadero;
y como cordero, mudo delante del que lo trasquila,
no abre el su boca.
33 En su humillacion no se le hizo justicia;
¿quien contara su generacion?
Porque su vida es quitada de la tierra.

34 El eunuco respondió a Felipe y dijo: Te ruego que me digas, ¿de quién dice esto el profeta? ¿De sí mismo, o de algún otro? 

35 Entonces Felipe abrió su boca, y comenzando desde esta Escritura, le anunció el evangelio de Jesús.

Usted ve eso? Cuando el enuco iba a Jerusalem para adorar, estaba en su camino a volver a Etiopia, porque el era el encargado de todos los tesoros de la reina de los Etiopes. El estaba en su camino a Etiopio cuando su espiritu dicto a Felipe para ir al carruaje para estar juntar con el enuco. Y cuando corrio hacia a el, el escucho de el: leer el profeta Isaias. El enuco leia en voz alta, oralmente. El no lo leia por si mismo solo.

Hermano Josel: No estaba leyendo en silencio.

No era leer en silencio. Usted puede percibir que el enuco tenia la intencion de dejar a otra persona del carruaje que oyeran tambien, cuando estaba leyendo del libro del profeta Isaias. Y Felipe corrio y mientras él se acercó al carruaje, el oyó, significa que la lectura de verdad estaba en voz alta.

Felipe le preguntó: Entiende usted lo que esta leyendo? El enuco contestó: ¿Cómo podré, a menos que alguien me guíe?

La fe del enuco es cierta. Usted no solamente lee. Es una experiencia del corazon, el lo leia pero el no entendia lo que leia hasta que Felipe el evangelista veno y explicó que a el que aquel cordero era Jesus.

La pregunta es: Leyendo la biblia puede conducirme a la fe verdadera? La respuesta es: SÍ. Si usted entienda lo que usted lee. Pero no todos los que leen la biblia entienden lo que estan leyendo. Vamos a leer en el libro de Marco 4:11-12 se dice –

Marco 4:11-12

11 Y les decía: A vosotros os ha sido dado el misterio del reino de Dios, pero los que están afuera reciben todo en parábolas; 

12 para que viendo vean pero no perciban, y oyendo oigan pero no entiendan, no sea que se conviertan y sean perdonados.

Usted ve? Viendo vean pero no perciban. Y oyendo oigan pero no entiendan. Entonces hay algunos que pueden leer la biblia pero no pueden entender. Y ellos no pueden comprender totalmente lo que la biblia dice.

Por eso hay una promesa que el entendimiento viene para aquellos que obedeceran la voluntad de Dios, hermano Josel. No todos los que leeran la biblia entenderan. O no todos que oiran las palabras de Dios de la biblia entenderan.

 

Advertisements

3 thoughts on “¿Qué debemos hacer para tener una fe autentica? (Primera de cinco partes)

Add yours

  1. Sencillo y profundo como la palabra de Dios, el entendimiento se dá para aquellos que OBEDECEN la VOLUNTAD de DIOS.. Gracias hermano Eli porque usted es elegido para hacernos entender cuál es la voluntad de Dios.

  2. Apocalipsis 1:3 Bienaventurado el que Lee y los que oyen las palabras de la profecía y guardan las cosas que están escritas en ella, porque el tiempo está cerca

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: