¿Qué debemos hacer para tener una fe autentica? (Quinta de cinco partes)

Vea usted, la sabiduría del mundo es realmente una cortina, un obstáculo para que usted no perciba la sabiduría de Dios. La prueba de que la sabiduría mundana es un obstáculo para entender la sabiduría de Dios, la vamos a leer en 1 Corintios 2:6-8

1 Corintios 2:6-8

Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; pero una sabiduría no de este siglo, ni de los gobernantes de este siglo, que van desapareciendo.

sino que hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta que, desde antes de los siglos, Dios predestinó para nuestra gloria;

la sabiduría que ninguno de los gobernantes de este siglo ha entendido, porque si la hubieran entendido no habrían crucificado al Señor de gloria;

Los romanos y los griegos eran considerados en aquel tiempo como gente con sabiduría. Eran la gente más educada de aquel tiempo, del tiempo de los apóstoles, del tiempo de Cristo. Los griegos y los romanos eran considerados como la gente más educada aquel tiempo.

Pero ninguno de ellos, conocieron la sabiduría de Dios, según Pablo. Cuando él dijo en el versículo 8:

1 Corintios 2:8

la sabiduría que ninguno de los gobernantes de este siglo ha entendido, porque si la hubieran entendido no habrían crucificado al Señor de gloria;

Entonces todos aquellos que habían crucificado al Señor Jesucristo, incluso las autoridades más altas del imperio romano que dieron el permiso para crucificar al Señor Jesucristo, no eran ignorantes. Herodes no era ignorante, Pilatos no era ignorante. No eran ignorantes como Pedro y Juan. Ellos tenían la más alta educación. Pero ninguno de los que crucificaron al Señor Jesucristo, habían conocido la sabiduría de Dios, porque si la hubieran entendido no habrían crucificado al Señor de gloria.

Entonces la sabiduría de Dios, es algo que no puede ser adquirido por cualquiera, incluso por las personas más inteligentes de la tierra, si no está dada por Dios. Por lo tanto, para una directora, para un abogado, para un juez, seguir a Pedro y a Juan, que eran personas ignorantes e iletrados, no era una vergüenza. Era un honor.

Hermano Josel: ¿Por qué, hermano Eli?

Era de lo que el hermano Daniel estaba hablando. Si usted ve a un hombre, un adulto, llevando dos cubos llenos de agua, con facilidad, y el hombre levanta pesas, usted no se maravillará viéndolo tomar en su mano con facilidad dos cubos llenos de agua, pero si usted ve un niño de dos años llevando dos cubos llenos de agua, será algo maravilloso. Es asombroso. ¿Qué significa eso? Si yo fuera un profesor de la ley y si usted escucha de mí algunas cosas sensatas, no es algo maravilloso, porque soy profesor de la ley. Pero si yo no soy nadie y usted me escucha hablando algo que los profesores de la ley no pueden comprender, es algo maravilloso. Eso no viene de nadie, sino de Dios. Solamente Dios puede hacer eso.

 

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

3 Responses to ¿Qué debemos hacer para tener una fe autentica? (Quinta de cinco partes)

  1. mariley34 says:

    Gracias por desenmascarar esa iglesia falsa que tanto daño hace a la humanidad

  2. Martha lucia Figueroa says:

    Gracias a Dios hno Eli por hacernos entender la Sabiduría de Dios y la Sabiduría mundana. A Dios sea la gloria.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s